martes, 17 de diciembre de 2013

Nota de prensa de la Plataforma Cuenca del Segura Libre de Fracking

El acto informativo contra el fracking se celebró el sábado a pesar del boicot del Ayuntamiento de Cehegín

La actividad pudo realizase finalmente este sábado a pesar de que el ayuntamiento puso todo tipo de impedimentos, en lo que bien parece un intento de boicotear el acto, impidiendo inicialmente el acceso a los locales municipales donde estaba anunciada.

El ayuntamiento de Cehegín comunicó el viernes por la tarde,  a los miembros de la Plataforma ciudadana que se opone al uso del fracking, organizadora del acto, que no permitiría el acceso al Local Social del barrio de la Plaza de Toros para celebrar una actividad que estaba ya anunciada desde hacía varios días. Y para ello colocaba incluso una cadena en la puerta exterior días antes.

Sin embargo, la actividad se pudo realizar finalmente en el último momento. Si bien, el boicot hasta el último minuto surtió su efecto: impidió la preparación y celebración de la actividad tal como estaba prevista. El documental (La Sombra del Fracking, no se pudo proyectar). Y tampoco se pudo contar con la red wifi de los locales,  que se había desconectado.

Sin embargo, y a pesar de las dificultades y obstáculos puestos por el consistorio, más de 40 personas llenaron el salón del local social. 

Los organizadores improvisaron una mesa redonda que contó con la participación del geógrafo Joaquín Atenza, Alonso Torrente, miembro de la Plataforma "Cuenca del Segura Libre de Fracking", y José Antonio Herrera, miembro de Ecologistas en Acción.
                                                                                                     
Los ponentes explicaron en qué consiste la fractura hidráulica (fracking, en inglés), y cuáles son sus principales amenazas para el medio ambiente y la salud de la población,  con especial incidencia en el grave riesgo que existe de contaminación química de los acuíferos y aguas superficiales de las zonas donde se lleva a cabo.

Atenza insistió en otro de los aspectos más polémicos de esta técnica: el incremento en el número de terremotos en las zonas donde se ha llevado a cabo.  Un aspecto, advirtió, especialmente a tener en cuenta en una región donde existen fallas activas muy importantes, como la de Calasparra-Socovos, entre otras.  Por su parte, Torrente y Herrera,  expusieron cuáles son los proyectos de fractura hidráulica previstos en la región de Murcia, y su situación actual.


El numeroso público asistente siguió el acto con gran interés. Y es que Cehegín es uno de los municipios de la región más afectados por la concesión de permisos para la búsqueda de gas no convencional mediante la técnica de la fractura hidráulica


Al permiso Escorpio, concedido por la Comunidad Autónoma en mayo de este año, se suma ahora una nueva solicitud para otro proyecto de investigación denominado Acuario.   Permisos que permiten la realización de sondeos exploratorios en su desarrollo, y por tanto la perforación y fracturación del subsuelo mediante el uso de aditivos químicos tóxicos, lo que supone un grave riesgo de contaminación para los acuíferos y aguas superficiales de la comarca.










                    PLATAFORMA CUENCA DEL SEGURA LIBRE DE FRACKING




Secuencia de enlaces en el proceso de gestación de la actividad:

Actividad informativa sobre Fracking en Cehegín
No quieren que se sepa
La realidad, casi siempre, supera a la ficción.
Nota de prensa de la Plataforma

domingo, 15 de diciembre de 2013

La realidad, casi siempre, supera a la ficción

                                       De todas las imaginables situaciones que, una vez ante el local donde, finalmente, se ha celebrado el acto previsto por la Plataforma Cuenca del Segura Libre de Fracking, nos podíamos encontrar, la más inverosímil, seguramente, sea la que hemos hallado: la cadena estaba puesta, pero el candado no estaba echado. De ese modo, tal como se había anunciado, la actividad se ha desarrollado en un marco de absoluta tranquilidad, y, sobre todo, plena de riqueza informativa. La riqueza de las exposiciones e intervenciones que, tanto Alonso Torrente, miembro activo de la Plataforma, así como el geógrafo Joaquín Atenza, ya anunciados como intervinientes en el acto, y José Antonio Herrera, también miembro activo de la Plataforma , que se ha sumado a la mesa de exposiciones, han dejado en los, alrededor de 40 asistentes, un muy grato sabor de boca, no por las posibles afecciones que la práctica del Fracking pudiera ocasionar, sino por la lucidez y claridad expositiva con la que han desarrollado las más de dos horas durante las cuales se concretó esta charla coloquio. Charla coloquio que, al final, ha quedado en esa doble acepción, ya que, la proyección anunciada, La sombra del Fracking, ante las múltiples cortapisas narradas en el escrito "No quieren que se sepa", no se pudo poner a punto todo el material necesario y hubo que prescindir de dicha proyección.
Para el lunes, desde la Plataforma, se publicará una nota de prensa en la que se analizará la actividad de esta tarde, 14 de diciembre, en la que la realidad quiso, y pudo, superar a la ficción.

Gracias a todos quienes habéis estado al quite, de una u otra forma, de modo y manera que, al final, como estaba previsto, se haya concretado este acto informativo muy necesario para nuestra ciudadanía, a la que, tantas veces, se le niega la información que ha de fluir, con absoluta transparencia en un Estado que pretenda ser democrático.


Santos López Giménez

sábado, 14 de diciembre de 2013

No quieren que se sepa

                                                       Como bien sabéis, para hoy, 14 de diciembre, desde la Plataforma Cuenca del Segura Libre de Fracking, se había organizado una actividad en Cehegín, en la cual se proyectaría el documental La Sombra del Fracking, y después habría una charla coloquio en la que intervendrían Alonso Torrente y Joaquín Atenza. Pues bien, desde hace más de dos semanas, comenzamos, desde Cehegín, a intentar dar forma al mencionado acto. Una primera posibilidad, fue la del Casino, situado en la calle mayor y con unas características que lo hacían adecuado para el mismo. Si bien, en un principio, un miembro de su Junta Directiva me animase a ello, después, tras sugerirme que hiciese un escrito para que lo valorase la Junta Directiva, me comunica que no sería posible realizarlo allí. A la par, solicitamos el Espacio Joven, lugar donde se celebrase la anterior actividad con Francisco Turrión. Carmen, compañera de la Plataforma, contactó con el concejal del asunto y éste le dijo que ya la llamaría. No hubo llamada, tampoco esperamos a ello, seguimos buscando y se contactó con la persona que gestiona el Aula de Cultura de Cajamurcia. Dicha persona, muy entusiasmada, nos dijo que sin problemas, pero, nuevamente, sugirió que hiciésemos un escrito al Director. Se le hizo el escrito y, en cuestión de minutos, volvió a llamarnos para decirnos que, muy a su pesar, no lo permitían. Mientras seguíamos esperando respuesta del concejal, sobre el Espacio Joven, nos pusimos en contacto con el Presidente de la Asociación de Vecinos del Barrio de San Antonio, casi de inmediato, accedió a ceder para esta actividad el Salón Social de dicha Asociación, y, desde ese instante, se elaboró la publicidad con la que se hizo público el acto. Hablamos del pasado día 5 de diciembre. Pues bien, el miércoles, 11 de diciembre, por la tarde/noche, nos llama este señor y nos dice que, sintiéndolo mucho, no podremos utilizar ese salón social del barrio de San Antonio, ya que desde hacía semanas estaba en marcha la celebración de un curso de Monitores de Tiempo Libre, para el mismo día que nuestro acto, solapándose de 6 a 8 de la tarde, siendo una actividad que comenzaba a las 10 de la mañana. A la mañana siguiente, Carmen y yo, acudimos personalmente para hablar con el Presidente de esta Asociación, le hacemos saber la contrariedad que supone, una vez que eran muchas las personas a las que se les había informado, amén de la difusión en los medios, y como alternativa surge la posibilidad de que, a partir de las 8, una vez concluida la actividad de los monitores de tiempo libre, pudiéramos hacerlo. No obstante, puestos en contacto con el chico que coordinaba el curso, nos comenta que era arriesgado fijar esa hora ya que no tenía la certeza de que se fuese unos minutos más allá de las 8. Con todo, nos vamos convencidos de que era la solución menos mala. Pero, en una media hora, nos llama el presidente y nos comunica que ha hablado con un colega suyo, Presidente de la Asociación de Vecinos del Barrio de San Juan y que no pone pega alguna para que se lleve a cabo en el Salón Social de su Asociación. Bien, nos parece mejor idea aún, menos mala aún, y quedamos con él para vernos el jueves por la tarde y comprobar los medios de que dispondríamos en esa nueva ubicación; los vemos, quedamos en que él mismo se encargará de llevar algunas sillas más, y, además, nos pasa la llave del local. Al tiempo, se hace público el cambio de sala en la que se llevaría a cabo el acto, se publica nuevamente, con ese matiz, y nada, todo parecía indicar que ningún nuevo contratiempo vendría a interponerse en este arduo camino de la concreción de nuestra actividad. Nada más lejos de la realidad. A las 14,50 horas de ayer, viernes 13 de diciembre, nos llama el presidente de la Asociación de vecinos del barrio de San Juan para decirnos que, desde el gobierno municipal, le habían llamado comunicando que ese acto no podía realizarse, que no había seguido los cauces legales para ello, argumentando que era preciso haberlo pedido por escrito. Este señor nos llega a confesar que, en veinte años en esta asociación del barrio de San Juan, jamás había ocurrido algo similar. Tal es el grado de estupefacción que siente que nos aconseja ir rápido al Ayuntamiento para tratar de hacer el escrito. Antes de acceder a su sugerencia, llamo por teléfono para tratar de hablar con el Alcalde, no estaba, se pone su secretario, y vuelve a repetirme la retahíla del permiso escrito, ante lo cual, y la hora que era, le hago saber que sería casi imposible seguir ese protocolo a poco más de 24 horas del acto, considerando que el órgano de gobierno municipal, supuestamente, habría de tomar la decisión. Salimos raudos, hacia el Ayuntamiento, pero, para ese instante, materialmente, era demasiado tarde. Sin embargo, nos encontramos con una concejala del gobierno municipal de Cehegín, le planteamos todo lo que está ocurriendo, ella nos indica que todo es producto de una decisión reciente, según la cual, para evitar un mal uso de las instalaciones municipales, que ella concreta en que determinadas personas las solicitan y luego celebran actos en los que se cobra dinero por ellas, por ello, puntualiza, era preciso controlar mediante esos permisos. Le hacemos saber variadas observaciones, incluida la de que cuando la conferencia de Francisco Turrión no fue necesario permiso escrito alguno, o la de que, si estos señores, presidentes de asociaciones de vecinos de los barrios, no nos habían indicado nada, no parecía lógico ponernos coto justo el último día hábil en los últimos minutos hábiles del mismo; a su vez, le destacamos que, si bien el acto tendría una determinada repercusión, mucha más podría tener de prohibirlo; también, le recordamos que, en el salón del barrio de San Antonio, precisamente, la actividad programada, por la que no pudimos hacerlo allí, era una actividad en la que se cobraba. La concejala nos emplaza a que, por toda la tarde, nos llamaría para darnos una respuesta, pero que no nos aseguraba nada. Finalmente, quien llama, es una compañera suya, a la sazón concejala encargada del asunto que nos ocupa, y le comunica a Carmen que no será posible realizarlo, vuelve argumentar las mismas razones que ya nos diese la anterior concejala citada, incluso añade que suspenderán la actividad nombrada antes, del barrio de San Antonio, al parecer, porque tampoco solicitó permiso, según sus palabras. Carmen, le recuerda de nuevo, a esta segunda concejala, que ninguno de los dos presidentes, con los que se estaba en contacto desde hacía más de una semana, nos había comunicado nada sobre esa necesidad de hacer un escrito de solicitud de local. Se repite la historia anterior, la concejala dice que lo volverá a comentar, y que nos llamará para comunicar la última decisión. Unos minutos más tarde, 18,15 horas de la tarde de ayer, casualmente, Carmen se encuentra con el Alcalde por la calle, le informa de lo que nos está ocurriendo, y éste, contrariado, le dice que viniendo de Cartagena esta mañana le han llamado para informarle de que en la radio, Ondacero, se estaba hablando de nuestra actividad de hoy, en concreto, una entrevista que le hiciesen a Bernardo en dicha emisora, y que él, como Alcalde, no consentiría su celebración por carecer de permiso. Ante esta nueva circunstancia, más haciendo uso de la ingenuidad que de la lógica, seguimos esperando a que la segunda concejala nos llamase para concretar finalmente el sí o el no. No se produce dicha llamada, pero sí la del presidente de la  Asociación de Vecinos del Barrio de San Juan, el cual, nuevamente compungido, al menos por su actitud y tono de voz, nos dice que le acaban de llamar del Ayuntamiento, para obligarle a colocar unas cadenas en la reja de entrada al espacio donde se encuentra el salón en el que habríamos de realizar la actividad hoy.
Foto de las cadenas en la puerta
¿Local público?

                                        Lo relatado, es la situación que nos contempla a esta hora de la mañana del 14 de diciembre, de 2013, fecha para la que se había concretado la celebración de la actividad anunciada. Puesto en contacto con los compañeros de la Plataforma, se ha decidido no suspender la misma y acudiremos al acto tal como estaba previsto, Por lo cual, la invitación sigue en pie para toda aquella persona, ciudadanos libres con derecho a ser informados, que deseen acudir a la misma.


Santos López Giménez

miércoles, 11 de diciembre de 2013

Actividad informativa sobre fracking en Cehegín





Se proyectará el documental "La Sombra del Fracking" , y posteriormente tendrá lugar una charla-coloquio . El acto está organizado por la plataforma "Cuenca del Segura Libre de Fracking"

La Plataforma "la Cuenca del Segura Libre de Fracking" organiza una nueva actividad contra el fracking [1], en esta ocasión se trata de una proyección y coloquio posterior en Cehegín. Será el próximo sábado 14 de diciembre, a las 18:00 h, en el Salón social del Barrio de San Juan, aledaño a Plaza de toros.

"La sombra del fracking" (2012)es un documental español realizado por Dani Amo y Rosa Martínez, y cuenta como el fracking está llegando a nuestro país sin que las administraciones informen claramente de los permisos que están concediendo, y sin que la población sea consciente de los riesgos que supone esta técnica.

Además de recoger las evidencias de contaminación y terremotos que la fractura hidráulica ha provocado en Estados Unidos y otros países, "La sombra del fracking" advierte de los peligros para la salud humana con una entrevista a Nacho Santidrián, cirujano oncológico del Hospital de Cruces.

En la posterior charla-coloquio intervendrán Alonso Torrente, fotógrafo, naturalista y miembro de la Plataforma, y Joaquin Atenza, geógrafo y delegado territorial del Colegio de Geógrafos en la Región de Murcia

Cehegín es uno de los municipios más afectados por la fractura hidráulica (fracking, en inglés) en la región de Murcia. Al permiso Escorpio, concedido por la Comunidad Autónoma en mayo de este año, se suma ahora una nueva solicitud para otro proyecto de investigación denominado Acuario.

Bernardo Robles, portavoz de la Plataforma, advierte que "los permisos de investigación contemplan ya la realización de sondeos exploratorios en su desarrollo, y esto supone por tanto perforar y fracturar utilizando aditivos químicos tóxicos que pueden contaminar los acuíferos de la zona, y también las aguas superficiales"

Robles explica que en la cuenca del Segura tenemos cinco permisos de investigación, cuatro ya aprobados (Aries I y II, Leo y Escorpio) y uno pendiente de su aprobación (Acuario), que afectan en la región de Murcia a comarcas como el noroeste, vega alta y altiplano.

Desde la Plataforma "la Cuenca del Segura libre de Fracking" reclaman la suspensión de los permisos concedidos por el elevado riesgo que la fractura hidráulica supone para la salud de la población, el medio ambiente y la economía regional.



[1] El fracking (o fractura hidráulica) es una técnica para la extracción de gas natural mediante el uso de explosivos, y la inyección en el subsuelo de miles de toneladas de agua y aditivos químicos tóxicos a alta presión.  Entre sus riesgos, destaca el de contaminación de las aguas subterráneas, y también superficiales de las zonas donde se realiza.


sábado, 30 de noviembre de 2013

El PP, quintaesencia ciudadana.

                                  En realidad, el panorama actual, no podrá doblegar ni ilusiones ni esperanzas, por una sencilla razón: por mucho que a veces apelamos a hablar de Régimen, la realidad nos hacer recordar que convivimos con el mismo ante el cual, el PSOE, o fue incapaz o no quiso transformarlo, vete a saber por qué razones. Sin embargo, bajo este sistema, a día de hoy, el PSOE ha gobernado más años que el PP. Todos ellos, estos datos, no son nada halagüeños, al tiempo que son el asidero al que aferrarse para comprobar que, salvo hecatombes, que no serían de extrañar, viendo el devenir de los acontecimientos, según el cual, el Partido Popular no escatima en sinvergonzonerías del tipo que sean para perpetuarse en el poder, con todo, seguimos siendo los ciudadanos quienes podemos y debemos reconducir nuestro futuro.
                             Pensad una cosa, nimia, sencilla, cotidiana: quienes a diario se lamentan de los males económicos del momento, sólo eso, esos males, son los que les preocupan. Bajo ese infame paraguas, ellos hacen lo que Mariano y sus secuaces, colocan en un mismo plano todas las demás secuelas y consecuencias. Uno no sabría si, por ignorancia, ingenuidad o, a veces, por una malévola complicidad con sus ídolos políticos, lo cierto es que la complementariedad está servida.
                             Sólo quienes vivimos una parte de aquella infancia en blanco y negro, y repasamos la dialéctica imperante al final de los 60 hasta la muerte del genocida, en el 75, podemos entender el esquema que mueve a estas criaturas: conciudadanos nuestros que, muy a nuestro pesar, apalancan, democráticamente, a un gobierno, generado desde un partido corrupto hasta la médula, el Partido Popular, que articula todo tipo de tretas legales para aparentar que todo forma parte de una lógica mayoritariamente aceptada. Y, qué queréis que os diga: corruptos, falsos, antidemócratas, insensibles al sufrimiento humano, todo lo que deseéis adjudicarles, pero, son la quintaesencia del ciudadano español de las últimas tres décadas, no podía ser de otro modo, por eso, delincuentes como Fabra, sacan pecho sin temblarles el gesto, se saben arropados. De eso se trataba, de que el pueblo tuviese sus representantes en el Gobierno del país: henos aquí, piensan ellos.
                             No, ya no: uno, personalmente, seguirá manifestando, tantas veces desee, o considere oportuno, su parecer, su opinión, sus discrepancias, pero, a ver, ingenuidad la justa: ¿por qué diantres no se vota en masa en este país; cuándo, aquellos que claman contra todo y contra todos, serán capaces de discernir entre el escenario de la historia oficial, aquella a la que, desgraciadamente, el PSOE ha contribuido a su consolidación, y la Historia, con mayúsculas, aquella otra que nos fuese robada hace más de 70 años?. No, me niego a que esas voces truculentas, que nunca sus inteligencias dieron para más, compartan plano con las voces del dolor, del sufrimiento, con las voces de la dignidad. Callaos, malditos, cerrad vuestras asquerosas bocas


Santos López Giménez

domingo, 27 de octubre de 2013

Víctimas

                             
                   En un país donde, sus sucesivos gobiernos, jamás trataron por igual a las víctimas, se producen fenómenos surrealistas como el que hoy ha tenido lugar en Madrid.
                   Se convoca una manifestación de protesta contra la decisión, del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo, de anular la retroactividad de la Doctrina Parot, que no la propia doctrina. Al Gobierno, le corresponde aplicar la decisión de este alto Tribunal, sin paliativos. El Gobierno de España, a regañadientes, ha ido soltando frases, desde el día en que se produjera la sentencia, por boca de alguno de sus representantes, incluido el propio presidente, cuya primera declaración fuese “está lloviendo”. Para, dos días después, declarar su contrariedad frente a la misma. Como no tienen claro qué camino tomar, divagan, como de costumbre, anunciando que no acudirán a la mencionada manifestación, para, posteriormente, in extremis, alegar que acudirá el partido que le ampara, el PP, pero ningún representante del Gobierno. La dinámica surrealista comienza su perversa espiral.
                   Llega el día de la manifestación y salen a colación declaraciones de los representantes del PP que acuden a la misma. En su línea, González Pons, hace una de esas indefinidas declaraciones, a las que tanto él, como el resto de voceros peperos, nos tienen acostumbrados, diciendo que “hay que estar con las víctimas”, y de paso, cargando contra todos aquellos que no hayan acudido a la manifestación convocada. La afirmación es de una obviedad tal que nace y muere en sí misma cuando se proclama en el contexto mencionado. Por supuesto que hay que estar con las víctimas, tanto con las víctimas, habidas y por haber, que han sufrido la injusticia de no ser reconocidas como tales, como aquellas que, como no podría ser de otro modo, la sociedad en pleno, sin declaración alguna, asumió que lo eran y mostró, durante décadas, su solidaridad con ellas; solidaridad, que no ha mermado ni un ápice y que, afortunadamente, son las propias víctimas quienes han sentido, y sienten, el calor humano de la sociedad que les cobija. Perversa y malévola interpretación, la del tal Pons, en la línea de quien no respeta a nada ni a nadie con tal de sacar provecho electoral de las entrañas del dolor. Quien dice Pons, podría decir cualesquiera de los otros miembros del PP que, en los últimos días, se han manifestado, públicamente, rizando el rizo de la insensatez, confundiendo a la ciudadanía más incauta, la cual, asume como buenas tantas y tantas declaraciones pseudo-institucionales, a la postre, generadoras de odios irracionales.
                  A esta altura de mi vida, a mis 50 años, casi cuatro décadas anhelando el reconocimiento de las víctimas del golpe de Estado del 36, incluidas, ahí es nada, las entre 120.000 y 150.000, a partir de la implantación del Estado fascista (dato mencionado por Javier del Pino, en su programa "A vivir que son dos días" de la SER, el pasado día 20), ni siquiera se puede aplicar la Ley de Memoria Histórica para resarcir a tantas y tantas familias que no han tenido ocasión de dar sepultura a sus seres queridos. Rechina el desaforado interés de este partido, que nos gobierna, de resaltar con desmesura, rayana a la ilegalidad, sólo a una parte de las miles de víctimas que España arrastra en su reciente Historia.
                  Pero, yendo al germen que desemboca en la manifestación de hoy: ETA, ésta oficializó el abandono de las armas hace dos años; la sociedad española no puede, ni debe permitirse, que sean el odio y la revancha quienes presidan la oportunidad histórica de que aquella pesadilla no resurja de sus cenizas.


                  La Cuatro, nos recordaba hoy, 27 de octubre, la célebre y repetida frase de Tomás Moro: “Yo concedería al diablo el beneficio de la Ley por mi propia seguridad”.


Santos López Giménez


domingo, 29 de septiembre de 2013

"Ya estáis hablando de política"

                               Imagino que dependerá de las dinámicas que cada uno haya seguido a lo largo de su vida. Actualmente, si he de ser sincero, pasaría de muchos asuntos sociales, pero, tanto desde el punto de vista personal, como del ideológico, en ambos, la fuerza que me impele siempre acaba ganando esa pequeña batalla interna con la que he de bregar para seguir aportando un pequeño grano de arena a la construcción de la sociedad en la que vivo. No sabría, porque tampoco es necesario, cuantificar la intensidad de mi aportación, en todo caso, y porque, como decía aquel, hay gente para todo, si alguien lo desea aclaramos conceptos respecto de la mencionada aportación. Pero, no trato de que sea ella la protagonista de nada, en todo caso, trataba de vincularla con la otra faceta, paralela, que conlleva la misma: me refiero a la defensa argumental de posiciones ideológicas y/o de vida, a las cuales, desde adolescente, he sido muy dado. Bajo esa "aureola", he pasado buena parte de mi vida. Unas veces, me congratulaba conmigo mismo; otras, era tal el mal sabor de boca que rezumaba, tras largas sesiones de debates, entre amigos o conocidos, que solía conjurarme para no volver a verme envuelto en situación semejante nunca más. Ese nunca más, no me lo creía ni yo, sabía que siempre habría una próxima ocasión. En todo caso, dado que tampoco tenía acceso a foros en los cuales uno pudiese desarrollar tales conversaciones, no porque no existiesen, sino por mi manifiesta incapacidad para desenvolverme en tales ambientes, lo cierto es que casi siempre eran improvisadas tertulias las que obraban en una u otra dirección. Pasado el  tiempo, descubrí que tenía a la mano la posibilidad de utilizar la escritura, lo cual me ayudó mucho para expresarme mediante dicha vía, sorteando ese difícil mundo de la verborrea pública, al que tanto miedo escénico tuve y tengo.
                           Dicho lo cual, es ahora cuando, realmente, deseo comentar sobre, no sólo mis interlocutores domésticos de esas improvisadas tertulias, sino, en general, de todo un elenco de personas que, años atrás, ejercían de censores, a cada momento con la espada en alto, dispuestos a, no ya censurar lo que se hablase, sino, simplemente, a coartar la posibilidad de que se hablase. Los asuntos de corte social, pasaban todos directamente al saco de una lapidaria frase, aún vigente, aunque ahora, el perfil de tales censores ha quedado reducido a un arco menor que el de antaño, siendo dicha frase, más o menos, algo así como "ya estáis hablando de política". La carga de la dichosa frase recaía, exponencialmente, sobre quienes ya estábamos marcados, era más liviana para quienes eran considerados dóciles personas arrastradas por el desalmado de turno, casi siempre quien escribe, que osaba sacar a colación asuntos como el de la masiva construcción urbanística prevista por el Ayuntamiento de turno, o, vete a saber, aducir, sin venir a cuento, el despropósito de que el Estado Español apostase por invadir Irak, por nombrar dos de las lacras más significativas de la última década.
                         Hoy, las múltiples colateralidades, de las políticas neoliberales, ocasionadas por el hurto social de los derechos ganados a fuerza de sangre, sudor y lágrimas, cuando menos, han relajado la carga censora de aquellos que otrora anduviesen ojo avizor para cazar a los ingenuos que mostrásemos preocupación social, a la que ellos siempre llamaban "hablar de política". Sin embargo, como quiera que los peones encargados de ejecutar aquel juego sucio, ahora han tomado partido por la cuenta que les trae, los verdaderos beneficiarios de aquella anatema social, es decir, la Derecha política, económica y social, optó por una nueva estrategia: dejemos que hablen cuanto quieran, es inevitable, pero, introduzcamos un nuevo elemento, el desprestigio de la política en su totalidad. Dueños del cotarro económico, maestros del cortoplacismo, y avezados alumnos de Maquiavelo, saben sobradamente que la sustancial pérdida de votos que ellos puedan tener, bajo esa consigna social, no es nada comparada con la que cualesquiera otros partidos tendrán. La causa, no por repetida, hay que dejar de significarla: el votante, afiliado o simpatizante de los partidos de Izquierdas mantiene una actitud crítica a años de luz de aquellos que orbitan en la Derecha.

Santos López Giménez





Sin prisa pero sin pausa,
como el "calabobos",
desde la más tierna infancia
preparan el cebo:
"Si no te comes la sopa
te llevará el coco..."
"Los tocamientos impuros
te dejarán ciego...".

Y te acosan de por vida
azuzando el miedo,
pescando en el río turbio
del pecado y la virtud,
vendiendo gato por liebre
a costa de un credo
que fabrica platos rotos
que acabas pagando tú.

Son la salsa
de la farsa.
El meollo,
del mal rollo.
La mecha
de la sospecha.
La llama
de la jindama.

Son el alma
de la alarma,
del recelo
y del canguelo.
Los chulapos
del gazapo.

Los macarras
de la moral.

Anunciando apocalipsis
van de salvadores
y si les dejas te pierdes
infaliblemente.
Manipulan nuestros sueños
y nuestros temores,
sabedores de que el miedo
nunca es inocente.

Hay que seguirlas a ciegas
y serles devoto.
Creerles a pies juntillas
y darles la razón
que: "El que no se quede quieto
no sale en la foto..."
"Quien se sale del rebaño,
destierro y excomunión".

Sin prisa pero sin pausa,
esos carcamales
organizan sus cruzadas
contra el hombre libre
más o menos responsable
de todos los males
porque piensan por su cuenta.
Sueñan y lo dicen.

Si no fueran tan temibles
nos darían risa.
Si no fueran tan dañinos
nos darían lástima.
Porque como los fantasmas,
sin pausa y sin prisa,
no son nada si les quitas
la sábana.

sábado, 31 de agosto de 2013

Rehacer caminos: Liébana

         Antes de comenzar a escribir, a diferencia de otros relatos de viajes, he puesto el título: Rehacer caminos. Su significado no parece entrañar dudas sobre a qué hace referencia, sin embargo, las otras tres acepciones que encuentro, merecen ser consideradas todas ellas.
         Llegamos a la comarca cántabra de Liébana el pasado 20 de agosto. Nos alojamos en una casa rural de Dosamantes.
Y en efecto, no sólo buscábamos volver a hacer caminos ya recorridos: reparar, fortalecer y serenar los ánimos, formaban parte de nuestros humildes objetivos.
Oyambre fue nuestro primer destino.
La costa cántabra, donde se conjugan todos los elementos paisajísticos del norte, nos acogió en un día brillante y soleado. Día que aún nos tenía reservadas otras visitas. Santillana del Mar, sería ese segundo destino, tras el saludable paseo por Oyambre, que nos dejó imágenes como la que sigue, donde, como puede comprobarse, los Picos eran nuestra permanente referencia.
Santillana, como tantos otros pueblos de España, guarda historias de la Historia que convienen ser imaginadas siguiendo el discurrir de sus calles
Pero aún, la tarde, de ese mismo día, nos llevaría a un tercer destino, Santander: algunos, la mayoría, prefirieron darse un buen baño en la playa de El Sardinero,entre tanto, quien escribe, terminaba de leer, mientras cuidaba de Niebla, nuestro perro,  "Todo lo que era sólido", de Antonio Muñoz Molina: 
‘Que cada uno elija ser un ciudadano adulto en vez de un hooligan o un siervo del líder o un niño grande y caprichoso o un adolescente enclaustrado en su narcisismo […]. Después de tantas alucinaciones, quizás sólo ahora hemos llegado o deberíamos haber llegado a la edad de la razón’.


Al día siguiente, la subida a la Vega de Liordes, era una ineludible ruta que afrontamos por la misma vía de acceso que, siete años atrás, nos sugiriese el encargado del camping El Redondo. Ruta que transcurre aledaña a la pared por la que discurre el cable del teleférico que parte de Fuente Dé para acceder a la base de las más altas cimas de los Picos de Europa.

Durante la subida, y ya en lo alto de la Vega, las imágenes de flora y fauna las fuimos captando sobre la marcha...
...entre otras, la Sideritis hyssopifolia, el llamado té de roca por los paisanos de la comarca, y que ha sido consumido, tradicionalmente, por sus gentes.
O, el buitre leonado, que se dejase ver para nuestro deleite:
Curiosidades como la de una rana a punto de perder la cola en su metamorfosis:

Otras especies, como el tritón jaspeado,
creímos identificarlo en las aguas que discurren a través de la Vega de Liordes, por un riachuelo que parte de un pequeño manantial, de frías y limpias aguas, casi, a ras de suelo, y que sirve de abrevadero para cabras y vacas que pastan en verano los pastizales de la Vega:
E incluso, una curiosa especie de saltamontes, endémica de la alta montaña:
La salida de Liordes la llevamos a cabo a través del Collado de Remoña:
Espacio en forma de canutillo, que así le llamaron senderistas de la zona a quienes preguntamos, marcan los primeros momentos de la salida para iniciar el descenso de nuevo hacia Fuente Dé:
Bajada acompañada de neveros y grupos de caballos:
nevero



Recónditas playas, y los pueblos de Llanes y Llastres, serían quienes nos marcarían el itinerario del siguiente día. Todo ello en Asturias, que tan buenos recuerdos nos dejase dos años atrás:
Llanes

Llastres
Mogrovejo, con su Escuela Museo. Donde se guardan algunas de esas reliquias que jalonaron las Escuelas rurales durante tantos años, la visitamos en la mañana del quinto día:
El pueblo de Brez, esa misma mañana, constituyó el siguiente destino de nuestro viaje, donde, de nuevo, majestuosos paisajes se postraban ante nosotros:
Esta visita comarcal de mañana, tenía su final en el Monasterio de Santo Toribio de Liébana. Lugar de alta consideración entre la feligresía católica:
La tarde, la ocuparíamos con una ruta senderista, que, partiendo de la casa rural que nos alojaba, nos llevaría, en un recorrido circular de dos horas y media, por bosques y pueblos próximos a Dosamantes. Bosques que, entre otras faunísticas especies, dan cobijo al oso pardo, y cuya prueba más fehaciente, es la presencia de silvestres cerezos que, casi siempre, han sido introducidos para dar alimento a los osos

Pero además, esos bosques que dan cobijo a los osos, muestran una flora variada de hayas, robles y los sempiternos helechos y equisetos, propios de estos norteños ambientes:
Obargo, Lerones y Barreda, fueron los pueblos que formaban parte del recorrido, cuyas pequeñas iglesias tenían todas una misma planta arquitectónica:
Transcribo, un párrafo de las conclusiones, de la tesis doctoral, ARTE Y ARQUITECTURA RELIGIOSA 
LA EDAD MODERNA , año 2007, de Karen Mazarrasa Mowinckel: Las iglesias son pequeñas, 
de una sola nave, con cabeceras abovedadas, en su mayoría con bóvedas de crucería 
sencilla, sin grandes claves decoradas, y con la nave cubierta con madera a dos aguas. Esta 
sencillez se manifiesta también en la ausencia casi total de decoración en portadas e 
interiores de los templos y en la escasez de torres campanario. 

Siguiendo los pasos que ya diésemos en 2006, al menos, dos de los miembros de esta excursión, el siguiente día, 25 de agosto, una nueva ruta, desde Espinama, nos llevaría al cable del teleférico que parte de Fuente Dé. Una vez arriba, no haber considerado la posibilidad de que nuestro perro no podría bajar vía teleférico, nos obligó a separar el grupo, tres miembros vía cable, mientras los otros dos, hubieron de hacer la inversa del recorrido:
La posibilidad de ver a una pareja de alimoches sobrevolar nuestro recorrido...
Alimoche sobrevuela a la izquierda del camino
...llegando a posarse uno de ellos, pese a las carencias de nuestra cámara, ahí quedó plasmada su presencia:
La subida comenzaba con gran pendiente, desde Espinama, a través de una pista forestal, cuya primera parada nos situaría en Los Invernales de Igüedri:
Más adelante, rebaños de ovejas, cabras y vacas pastando, se sucederían, formando parte del paisaje:
La marcha seguiría con una baja temperatura, acrecentada por los nubarrones que asomaban tras los picos más altos:
Una pegatina, en uno de los carteles, nos haría retomar una de las crudas realidades por la que hemos de seguir peleando, FRACKING NO (pinchad la foto para leer, abajo a la izquierda):
Una vez llegamos al cable, mientras comíamos, refugiados del viento frío, tras unas rocas, las chovas piquigualdas nos acompañarían buscando algún resto de comida que pudieran tomar:
Prestos a reanudar la marcha, una última vista a la inmensidad del valle:
Instantes después, se produciría la comentada separación del grupo para realizar la bajada.

Aún nos quedaba un día de estancia por tierras lebaniegas. Día que sería aprovechado para realizar nuevas visitas a la comarca. Que concretamos en el Centro de Visitantes del Parque Nacional:
Así como, el acercamiento a peculiares labores, tales como la degustación y el proceso de elaboración de los quesos de Pendes, y la visita al Museo de la Sidra de Aniezo...
...donde Montse, además de explicarnos, pormenorizadamente, todas y cada una de las fases en la producción de sidra, amén de otras cuestiones de índole etnográfico, nos daría una breve lección de escanciado, necesario para la obtención final, en el vaso, de un trago pleno de sabor.
El día, entre unas y otras visitas, aún daría para descubrir extrañas formaciones construidas, con piedrecillas unidas por una débil capa de seda, por larvas de insectos acuáticos, dentro de las cuales, se desarrollan las pupas en su devenir metamórfico:
Lo cual se pudo contemplar durante la visita al Parque del agua de Aniezo, donde nos hicimos una foto junto a la rueda hidraulica o pisa:

Al día siguiente, muy temprano, como suelen comenzar todas nuestras jornadas, fuimos recogiendo bártulos y enseres para regresar a casa. El mirador de Piedrasluengas, en lo alto del puerto del mismo nombre, sería  parada obligada para echar un último vistazo a una parte de los naturales y bellos lugares visitados.
Ya de vuelta, esa realidad cruda que nos acucia, se volvía a poner de manifiesto, mediante pintadas antifracking, en defensa de la Sanidad Pública, o, a través de desolados paisajes de construcciones dejadas a medias por la necedad, ceguera y, sobre todo, latrocinio (ladrones de la Derecha, política y sociológica, que no siempre militan en partidos de derechas, también lo hacen en supuestos partidos de izquierdas):
Defensa de la Sanidad Pública
Pintadas antifracking
Irracionalidad
Reparar, fortalecer, serenar, además de haber vuelto a recorrer espacios ya transitados, que nos hacen no olvidar los más auténticos elementos a los que hemos de aferrarnos para no caer en la desesperación: la Naturaleza y la Amistad. Por ello, no deseo acabar sin mencionar a Alfonso, que nos dejaba para siempre dos días antes de que diéramos comienzo a esta semana relatada. Recuerdo, acompañado de un abrazo enorme para Ana, su mujer, y para sus hijas Mavi y Ana.